Río Grande, Oax. – Los lamentables acontecimientos que muestran la crudeza de los recientes acontecimientos que se han estado viviendo a lo largo y ancho de la costa oaxaqueña, en donde día a día, sicarios ejecutan a ciudadanos que por alguna razón se ven involucrados en negocios ilícitos, nos habla de la falta de una política de seguridad más efectiva, en donde el ciudadano común y corriente, no esta exento de quedar atrapado en una balacera, sin que hasta el momento la procuraduría de justicia del estado, muestre resultados, a pesar  de la larga lista de ejecutados en lo que va del año.

En esta ocasión, el pasado sábado 14 de los corrientes, alrededor del medio día, un sujeto que aparentemente se dedicaba a la venta de tabicón y ladrillos, mejor conocido como “El Pollo” fue ejecutado por sujetos hasta el momento desconocidos, cuando circulaba a bordo de su unidad de motor, cerca del mercado  principal de esa comunidad.

Posteriormente la ola de violencia continuó, pues alrededor de las 00:30 horas del pasado sábado, autoridades de protección civil fueron alertadas que sobre la Avenida Oaxaca esquina con 5 de Febrero de la colonia Tepeyac, de Río Grande, se encontraba una tirada una persona.

Al lugar se trasladó una ambulancia del Escuadrón ORAM, cuyos paramédicos procedieron a realizarle una valoración médica, comprobando que lamentablemente se encontraba ya sin vida.

Localizando una herida, al parecer por proyectil de arma de fuego en la tetilla del lado derecho, a la altura del corazón, así como diversas heridas producidas por objeto corto punzante, mismas que le causaron la muerte, por lo que procedieron a informar a las autoridades policiacas.

Siendo así que al lugar se constituyeron elementos de la Policía Municipal de San Pedro Tututepec, y de la Policía Estatal Preventiva, quienes procedieron al aseguramiento de la escena del crimen, al mismo tiempo en que solicitaron la intervención del Agente del Ministerio Público.

Cabe señalar que el ahora occiso, fue ampliamente conocido en esta comunidad, pues de acuerdo a los vecinos que estuvieron en la escena del crimen, manifestaron que Magdaleno Matías Zárate, era mejor conocido como el “Rulo”, que anteriormente se desempeñó como mototaxista.

De la misma manera es importante señalar que el cuerpo sin vida del malogrado Magdaleno Matías, fue localizado  tirado a mitad de la calle, y que en el lugar no existían manchas hemáticas,  por lo que se sospecha  a Magdaleno le quitaron la vida en el interior de uno de los bares existentes en la zona, pues su cadáver se encontraba a escasos metros del Bar “América”, y que los propietarios del  lugar con la finalidad de evitar verse inmiscuidos en problemas legales, decidieron sacar el cuerpo sin vida y dejarlo tirado a la mitad de la calle.