En visible estado de descomposición apareció flotando en el Río de Colotepec, el cuerpo sin vida de José Alfredo García Blas, mejor conocido como Fredy, de ocupación tablajero del mercado municipal Lic. Benito Juárez García, de Puerto Escondido, y quien con lujo de violencia fuera secuestrado el pasado miércoles 30 de Septiembre por un comando de hombres fuertemente armados.

Puerto Escondido, Oax. - La mañana de este domingo, vecinos de la comunidad de El Bajo Colotepec, perteneciente a Santa María Colotepec, descubrieron que en el agua fangosa del río que traviesa esa comunidad, flotaba a la deriva el cuerpo sin vida de una persona, por lo que inmediatamente dieron aviso a las corporaciones de auxilio.

De esta manera, alrededor de las 10:00 horas, elementos de la Policía Municipal de Santa María Colotepec, apoyados por personal de Protección Civil Municipal del mismo ayuntamiento, acudieron al lugar mejor conocido como “El Bajo, Colotepec”, en donde se percataron que efectivamente en dicho cauce del río, flotaba el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino.

Procediendo a asegurar el cuerpo sin vida, para evitar que el agua continuara arrastrándolo, dándole intervención inmediatamente a la autoridad ministerial, arribando al lugar minutos después, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (A.E.I.), quienes apoyados por peritos en distintas especialidades y de un Agente del Ministerio Público, quien dio fe del deceso de una persona del sexo masculino que se encontraba semidesnudo, y con las manos esposadas con argollas metálicas, de las utilizadas por los cuerpos de seguridad.

El cual a simple vista presentaba al menos tres impactos de bala, en diferentes partes del cuerpo, por lo que después de realizar las diligencias de ley, se ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al anfiteatro del panteón municipal de este puerto, para la práctica de la necropsia de ley, dando inicio al legajo de investigaciones correspondientes.

Cabe señalar que al revisar las autoridades ministeriales, entre la ropa rota a girones tal vez producto del arrastre del río, le fue encontrada una credencial a nombre de José Alfredo García Blas, expedida por la confederación internacional de Motociclistas Oficiales y Policías de Caminos, A.C. de este año.

Horas después ante la autoridad ministerial compareció el señor Ambrosio García Ramírez, quien señaló que el cuerpo sin vida localizado flotando en el río Colotepec, a la altura de la comunidad de El Bajo Colotepec, se trataba sin duda alguna de su hijo que en vida respondió al nombre de José Alfredo García Blas, mejor conocido como Fredy, y quien fuera secuestrado el pasado miércoles 30 de Septiembre en el exterior del mercado municipal de este puerto.

ANTECEDENTES: Como oportunamente lo dimos a conocer, al filo de las 17:30 horas, del pasado 30 de Septiembre del año en curso, un comando de al menos entre cuatro a seis, hombres fuertemente armados y vestidos con uniforme táctico, (camuflado), a bordo de una camioneta blanca, arribaron a la calle 9/a norte, precisamente al área de estacionamiento, en donde se encontraba en esos momentos el joven José Alfredo García Blas, mejor conocido como Fredy, en compañía de su esposa Leticia Díaz Calvo.

Mismos que fueron interceptados por el comando de hombres, quienes con lujo de violencia, pretendían subirlos a la camioneta en la que se desplazaban, pero no contaban con la desesperación que entre en la señora Leticia, quien comenzó a gritar y a jalonearse, tratando de impedir que se los llevaran.

Lo que motivó que los sujetos accionaran su armas en el forcejo, impactando un balazo en el glúteo a la señora Leticia quien cayó al suelo lesionada, siendo así que al ver que ya no contaban con el factor sorpresa, decidieron llevarse únicamente al hombre, con rumbo desconocido.

Posteriormente se logró establecer que los secuestradores habían contactado con los familiares de la víctima con la finalidad de obtener un jugoso rescate, por la liberación de su familiar, lamentablemente, todo hace indicar que los delincuentes, asesinaron a su víctima el mismo día en que fue secuestrado, y posteriormente arrojaron su cuerpo al río de Colotepec, por lo que serán las autoridades correspondientes quienes continuarán con las indagatorias, con la finalidad de dar con el paradero y la identidad de los delincuentes que privaron de la vida al tablajero.