Río Grande, Oax.- Este sábado, alrededor de las 8:30 de la noche, se suscitó un accidente carretero entre un autobús de la línea Turistar y una Urvan particular con un saldo de 15 muertos y 30 heridos. Los hechos ocurrieron sobre la carretera federal 200 en el kilómetro 65 de la comunidad Los Limones, perteneciente a Río Grande, Tututepec.

Según datos proporcionados por la Policía Estatal y cuerpos de rescate que acudieron al lugar, el percance ocurrió cuando el autobús de la línea Turistar, placas 864JVG del Estado de México, con número económico 11409, impactó con la camioneta Urvan, color blanco, placas 3MNR05 del estado de Oaxaca, la cual resultó despedazada, partiéndose en dos.

Se tiene conocimiento que en el interior de la Urvan viajaban jóvenes integrantes de una escuela de Karate o Tae Kown Do, que habían ido a un torneo en Pinotepa Nacional y ya regresaban al Istmo de Tehuantepec, donde lamentablemente catorce de los fallecidos, son los jóvenes de esta institución. La otra persona fallecida es el conductor del autobús involucrado en el percance. El autobús había salido de Puerto Escondido y se dirigía hacia Pinotepa Nacional, al parecer sin pasajeros. 

De primer momento se dio el aviso del percance por medio de la Base de Operaciones Mixtas del lugar, quienes fueron los primeros en llegar al lugar para dar fe de lo sucedido. 

 

De inmediato se solicitó la ayuda de los socorristas del lugar, que acudieron de manera inmediata para brindar los primeros auxilios a los heridos graves, mientras otros verificaban y contabilizaban a los fallecidos.

Debido a la falta de ambulancias e insumos para movilizar las ambulancias, varios de los heridos de gravedad fueron trasladados a bordo de patrullas, para lo cual se  solicitó el apoyo de los cuerpos de socorro de Puerto Escondido, Mixtepec.

La Policía Estatal informó que sus elementos trasladaron herido, a bordo de una patrulla de la corporación, al copiloto de la Urvan, quien dijo llamarse José Alfonso Ríos Martínez, de 51 años de edad, originario de San Pedro Juchatengo, con domicilio en Ciudad Ixtepec.

En el trayecto del accidente al Hospital de Rio Grande, Ríos Martínez informó que el conductor de la Urvan falleció en el lugar del accidente y que este respondía al nombre de Julio Hernández Cruz, originario de Ciudad Ixtepec.

La agencia Quadratín Oaxaca destaca el calvario de los familiares fallecidos, ante la falta de espacios adecuados para la atención de los hoy occisos.

“Los cuerpos de jóvenes fallecidos en el accidente ocurrido en Los Limones, Tututepec, aún no han sido identificados. Sin embargo, después de varias horas, permanecen tirados, en espacios que no son adecuados para el tratamiento de cadáveres. Las corporaciones de auxilio, con personal de la Fiscalía de Oaxaca, realizaron el levantamiento de cadáveres; pero estos fueron movidos a un sitio sin las condiciones de higiene. En Oaxaca la capacidad para este tipo de accidentes se ve rebasada. No hay infraestructura, no se cuenta con personal capacitado, no se tienen vehículos adecuados. Por ejemplo, los 7 heridos fueron trasladados por patrullas y vehículos de las corporaciones policiales, al no contar con ambulancias en al región. En hospitales como el de Río Grande, se carece de lo más elemental en medicinas y personal. Y este domingo, los cuerpos siguen sin ser entregados a sus familiares, en condiciones poco dignas para cualquier ser humano. Las autoridades terminaron a la 1:40 horas el peritaje y se realizó el levantamiento de los cuerpos a bordo de tres vehículos de funerarias particulares que los trasladaron a San José del Progreso”. (Oaxaca.quadratin.com.mx)